Buenas noticias: ¡un Asteroide!

De siempre me ha costado moverme por la mesa de novedades. Yo prefiero merodear por el fondo de la librería y rebuscar en las estanterías de los autores añejos. Ante un reserva y  un tempranillo nunca he tenido dudas, y menos en libros, donde además se hace pagar más por la novedad que por el valor seguro, ¡qué cosas tiene este mercado de los libros!

novedades

Digamos que dejo para los demás la tarea de bucear entre tantos autores desconocidos y tantos temas y tantos tonos… Yo me espero pacientemente hasta que se diluye la palabrería, y entonces elijo entre los pocos supervivientes.

Pero hay más caminos para descubrir autores nuevos sin errar demasiado el tiro.

Uno que suelo utilizar y que me ha dado muy buenos frutos es estar atenta al consejo de los autores de mi absoluta confianza. Hay autores que tienen tendencia a escribir sobre sus propios gustos, y hay que aprovechar siempre esa corriente, pues suele traer agradables sorpresa, por otro lado difíciles de descubrir por cuenta propia.

Vila-Matas me llevó a Pierre Michon y a Roberto Bolaño, aunque también a Félix de Azúa, que nunca me ha acabado de convencer. Kundera, el enorme Kundera, me ha llevado a Anatole France, al inquietante Curzio Malaparte, y me ha dado su visión de Kafka, de Flaubert, de Rabelais… un día hablamos de Kundera, o varios días incluso. Había un autor francés, Daniel Pennac, que con su desenfadado libro Como una novela también nos proponía un abanico de interesantes invitaciones. Y es así como, estirando de los ovillos ajenos, vas creando tu red muy personal.

Otro de mis caminos, que hacía tiempo que no utilizaba, es el de contar con mis editoriales de cabecera. Tuve varias de ellas. Hubo un tiempo en que una podía fiarse de Seix Barral, o de Tusquets, de Lumen, de Quaderns Crema… pero con los años estas editoriales se han ido señoreando y, para mi gusto, se han acomodado al mercado. Quién sabe, quizás siempre fueron así y soy yo que me vuelto más exigente. Bueno, dejadme que salve de la quema a Quaderns Crema y a El Acantilado, que siguen manteniendo muy digno su nivel de calidad.

En estos días estoy de enhorabuena, pues he descubierto Libros del Asteroide, una pequeña y ambiciosa editorial que me ha ilusionado. Y cuando digo ambiciosa no me refiero a trepa -qué pervertidas tenemos algunas palabras-, me refiero a que transmite mucha energía y muchas ganas de ser auténtica, de ser ella misma.

Presentan una única colección con un diseño agradable y muy cuidado. Consiguen unos libros sencillos, cómodos, próximos… perfectos para llevárselos a la cama, y también para el tren;  -¿habéis visto y tocado la última edición de Mondadori con los libros de García Márquez?, pues todo lo contrario-. Y, según ellos mismos se definen, “Libros del Asteroide quiere ofrecer a sus lectores obras fundamentales de la literatura universal de los últimos setenta y cinco años que no hayan sido publicadas antes en español o que se encuentren descatalogadas.” ¡No me digáis que no promete!

Por de pronto os recomiendo la lectura de Algún día este dolor te será útil, de Peter Cameron. Es una delicia. Y cuando tengáis unos minutos, os invito a perderos por su página web www.librosdelasteroide.com. Yo os regalo aquí un capítulo de uno de los libros que recomiendan en portada, es de José Mauro de Vasconcelos, Vamos a calentar el sol. 

Ya me contaréis qué os parece…

 

cameron

 

Esta entrada fue publicada en literatura y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Buenas noticias: ¡un Asteroide!

  1. nieves dijo:

    Tengo mas ganas de seguir leyendo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s