Archivo de la categoría: lecturas

¿Qué decir de “4 3 2 1”?

Sí, Paul Auster, 4 3 2 1… Buffff… ¿Qué puedo decir yo sobre esta novela? ¿Qué puedo decir que no me mande de cabeza al paredón? ¿Que no me desintegre en la galaxia de los escritorcillos que osan opinar sobre … Seguir leyendo

Publicado en lecturas | Etiquetado , | 4 comentarios

Quema. El vértigo tras el mal

“… – ¿Qué hay para comer? -pregunto. – La comida no se pregunta, la comida se agradece -dice el gordo vaca. Antes de que pueda darme cuenta, ya ha montado frente a nosotros una mesa y unas sillas plegables. Luego … Seguir leyendo

Publicado en lecturas | Deja un comentario

4 3 2 1 y las historias inventadas

“…porque Dostoievski le enseñó que las historias inventadas podían ir más allá de la diversión y el entretenimiento, eran capaces de volverlo a uno del revés y ponerlo patas arriba, podían escaldarlo, congelarlo, quitarle la ropa y arrojarlo desnudo a los … Seguir leyendo

Publicado en lecturas | Etiquetado , | Deja un comentario

El artista visto de cerca

Extracto de El mundo de ayer, de Stefan Zweig, pags 194-197, El Acantilado Para Ana, siempre curiosa Por un artístico, ingrávido y efímero 2018    “–Alguien que tanto ama a Rodin, debería conocerlo –dijo finalmente–. Mañana voy a su estudio. … Seguir leyendo

Publicado en lecturas | Deja un comentario

Mis vacaciones 2017…

¿Horas y horas desentrañando booking y tripadvisor? ¿Colas en los aeropuertos? ¿Vuelos cancelados? ¿Huelgas de taxis? ¿Trenes que no frenan? ¿Colas y más colas en los aeropuertos? ¿Calores ajenos invadiendo mi pituitaria? ¿Arroces repegados en el fondo de la paella? ¿Aceites de anticuario? ¿Terrazas que juraría … Seguir leyendo

Publicado en lecturas | Etiquetado , , | 4 comentarios

Cuaderno de Coyoacán, el libro

Aquí os presento el Cuaderno de Coyoacán hecho libro: ¿No es emocionante? ¿Que cómo fue? Pues…

Publicado en lecturas, literatura, mis cosas | Etiquetado | 4 comentarios

Recomendaciones prestadas

En estos días de diciembre, cortos y suaves, a mi alrededor pace la tristeza. Es lo que pasa cuando tienes que acostumbrarte a no volver a hablar de literatura con un buen amigo.

Publicado en lecturas | 3 comentarios